El Skoda Scala llega con ganas de dar mucha guerra

Un nuevo modelo compacto que aporta importantes mejoras en diseño, tecnología y seguridad.

koda podría considerarse como la marca de acceso del Grupo Volkswagen, la más asequible respecto a otras como Audi, Seat y Volkswagen. Sin embargo, quiere dar un salto de calidad y el primer modelo que busca esa transformación es el Skoda Scala, un turismo de tamaño compacto que aspira a dar guerra incluso a sus exitosos primos, el León y el Golf.

Aunque la compañía tenía en su gama el Spaceback (Rapid en su configuración sedán), la gama adolecía de un compacto del segmento C propiamente dicho. Ya se ha presentado y en la primera mitad de 2019 estará disponible en los concesionarios. Estos son todos los detalles del modelo.

Ya adelantó Skoda el diseño con el prototipo Vision RS en el pasado Salón de París y, aunque como es lógico la versión de producción es más moderada, sí conserva las líneas generales de aquel anticipo. La característica parrilla de la casa sigue presente, pero custodiada ahora por dos faros de forma triangular y acompañada por una ancha entrada de aire en la parte inferior del paragolpes, lo que le da un mayor dinamismo.

La vista lateral muestra unas llantas que pueden ir de 15 a 18 pulgadas, una línea de cintura ascendente y un techo alargado que busca ampliar el espacio tanto en las plazas traseras como en el maletero. Por último, en la zaga hay un enorme portón de color negro, como el techo, unos finos grupos ópticos y un difusor.

El modelo ha sido desarrollado sobre la plataforma MQB A0 del grupo, que permite adelantar la posición el motor para generar más espacio inferior en las plazas delanteras. Aunque es la plataforma que utilizan Ibiza y Polo, las medidas del Scala le convierten en competencia directa de sus hermanos mayores: 4.362 mm de largo, 1.793 mm de ancho, 1.471 mm de alto y una distancia entre ejes de 2.649 mm. Gracias a su diseño, además, tiene un Cx de 0,29.

También consigue una amplitud interior considerable tanto para los pasajeros (en las cotas de espacio para rodillas, codos y cabeza) como para el maletero, que cubica 467 litros, ampliables hasta los 1.410 si se abaten las plazas traseras.

En el habitáculo hay que destacar su diseño y acabados. Apuesta por una estética limpia y para nada recargada. Tras el volante se encuentra un cuadro de instrumentos 100% digital de 10,25 pulgadas y en el acabado superior la consola central está formada por una pantalla de 9,2 pulgadas, aunque en las versiones de acceso se queda en de 6,5.

El Skoda Scala llegará al mercado con una oferta mecánica bastante variada, con cinco motores diésel, gasolina y GNC. El básico será el 1.0 G-Tec (de gas) de 90 CV con cambio manual de seis relaciones; le sigue el 1.0 TSI de 95 CV con transmisión manual de cinco marchas; por encima está el 1.0 TSI de 115 CV con cambio manual o automático y le acompaña el 1.6 TDI de 115 CV con las mismas opciones de transmisión, mientras que el más potente es el 1.5 TSI de 150 CV, manual o automático.

Su dotación de serie de asistentes de seguridad incluye la frenada de emergencia en ciudad y el mantenimiento de carril, mientras que opcionalmente se pueden sumar la ayuda al aparcamiento, el de cambio de carril y el de control de crucero adaptativo.

Fuente: https://motor.elpais.com/actualidad/

Deja un comentario